Aplicador de rímel de silicón – porque es el mejor

Usualmente demandamos mucho de nuestro rímel. En este respecto, no vamos a comprometernos y conformarnos con cualquier cosa. Un buen rímel es la base de cualquier maquillaje. Pestañas hermosas, separadas perfectamente, largas, llenas con un volumen claramente aumentado – este es el efecto que esperamos del rímel.

Para cumplir con las demandas de las mujeres y garantizar pestañas que se vean hermosas, los fabricantes han desarrollado rímeles con brochas de silicón. En las tiendas de belleza, a menudo encontramos rímeles que existen en dos versiones: con brocha de silicón o nylon. Puede confundirnos un poco. ¿Qué brocha será mejor? ¿Por qué inventaron el aplicador de silicón? ¿Se lograrán efectos diferentes que con un aplicador de rímel de nylon?

Lee el siguiente comparativo. Te ayudará a entender porque los aplicadores de rímel hechos de silicón son la mejor solución y en que respectos es superior a las brochas de nylon.

1. Prueba de resistencia e higiene

Lavar la brocha del rímel es necesario porque tiende a recolectar polvo y suciedad y remanentes de desmaquillantes, que pueden permanecer en las pestañas después de un lavado inapropiado. Si no tomas un cuidado adecuado de los aplicadores de rímel, podemos esperar una infección de ojo. Además, impedirá la aplicación del maquillaje porque la brocha reúne los remanentes de rímel seco que forma grumos. Ten en mente que el aplicador de rímel debe lavarse al menos una vez por semana.

¿Cómo actúan las brochas silicón y nylon al lavarse?

Brocha de Nylon – tiene fibras suaves y densas que a menudo son muy largas. Después de varias lavadas, comienzan a deformarse y las cerdas de doblan lo que lleva a no tener un maquillaje preciso. Además, dicho aplicador es mucho más difícil de lavar – los remanentes del cosmético se acumulan en la base de las cerdas y es extremadamente difícil deshacerse de ellos.

Brocha de silicón – es flexible, elástica y durable. Definitivamente durará mucho. Su lavado es rápido, cómodo y no causa problemas, mientras que el aplicador permanece siempre igual, forma perfecta. Esto asegura un maquillaje preciso cada vez, pero también un aplicador de rímel perfectamente limpio no causa infección. Otra ventaja de la brocha de silicón es que se seca muy rápidamente después de lavar (a diferencia de una brocha de nylon).

2. Separación de las pestañas y los efectos resultantes del maquillaje

Al usar un rímel en nuestras pestañas, queremos que se presenten hermosamente: perfectamente separadas, alargadas y engrosadas. ¿Cómo funcionan ambos aplicadores en esta situación?

Brocha de Nylon es suave con cerdas relativamente densas. Definitivamente afrontarán la primera capa de rímel, pero cada capa siguiente del producto no funciona a su favor. El aplicador no puede separar las pestañas y cepillarlas bien. Las fibras de nylon flexibles tienen problemas separando las pestañas y al final solo cubren la superficie, pegándolas y creando manchas poco estéticas en la línea de pestañas.

Brocha de silicón separa las pestañas bien y cubre cada una de ellas con una capa óptima del cosmético. Funciona muy bien al aplicar el maquillaje. No pega las pestañas, en cambio, con cada capa siguiente, construye su longitud y volumen. Esto asegura comodidad y precisión incluso con la segunda y tercera capa de rímel.

3. La forma y precisión del maquillaje

El éxito de nuestro maquillaje de ojos depende grandemente en el aplicador del rímel, para ser más precisos – su tipo y forma. Entre más perfecta la brocha, más lindas las pestañas.

Brocha de Nylon ya tiene restricciones impuestas en su forma. Las fibras de nylon no pueden ser formadas de otra manera. Su colocación en la cabeza del espiral siempre será muy similar. Por eso no podemos esperar una aplicación precisa de dicho rímel o soluciones innovadoras para un maquillaje espectacular.

Brocha de silicón tiene cerdas precisamente posicionadas, que están diseñadas no solo a tomar la cantidad correcta de rímel sino también a separar completamente nuestras pestañas. Proporciona una proporción y comodidad increíble al aplicar nuestro maquillaje. La brocha de silicón puede diseñarse libremente y formada para proporcionar los mejores efectos en las pestañas.

4. Prueba de eficiencia y la influencia del tipo de aplicador en la consistencia

El rímel tiene una fórmula específica, que con el tiempo está sujeta a cambios. Esto porque al insertar y retirar el aplicador del contenedor, el aire entra. Además, el polvo y suciedad penetran dentro – la fórmula del rímel pasa por cambios adversos. Puede causar la sensibilización y no proporciona una cobertura uniforme de las pestañas. Dicho cosmético deja de ser útil. ¿Cómo ciertos tipos de aplicadores de rímel afectan la consistencia del producto?

Brocha de Nylon– actúa como imán del polvo y otros contaminantes. Es difícil de lavar, así que la botella recolecta mucha suciedad y polvo. Por esta razón, la consistencia se daña rápidamente, cambiando su textura y olor. Residuos de productos desmaquillantes y otros cosméticos que penetran al centro también pueden tener un efecto adverso en la composición química del cosmético. El rímel no proporciona el efecto adecuado de cobertura uniforme de las pestañas. En consecuencia, la brocha de nylon comienza a recolectar más y más del producto y como resultado se acaba más rápido.

Brocha de silicón – puede lavarse completamente, para que la cantidad de impurezas no se transfiera al interior de la botella. Esto asegura una frescura prolongada del rímel y proporciona un maquillaje perfecto sin grumos (incluso pocos meses después de la compra del cosmético).

Adicionalmente, siempre toma la cantidad correcta del producto, para que el cosmético no se acabe extremadamente rápido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2020 "Laboratorio de Belleza" All Rights Reserved